Si hay algo que destacar del marketing, es la habilidad que tiene de alcanzar un gran número de personas a través de técnicas que permiten promocionar un producto, servicio o marca. Esto se debe a que antes de escoger la mejor estrategia se piensa en el público objetivo.

Tener un público objetivo bien definido, te permitirá conocerlo más y poder satisfacer sus necesidades ofreciéndole justo lo que necesita.

Vamos a conocer un poco más sobre este público. A lo largo de este blog hablaremos sobre cómo identificarlo, para qué definir un público objetivo y sus beneficios. Además, mencionaremos otros dos conceptos relacionados con el tema; el target y el buyer persona.

¿Qué es el público objetivo?

El público objetivo es el tipo de personas, con características similares en cuanto a criterios demográficos como son la edad, el sexo y nivel socioeconómico, para los que está pensado nuestro producto o servicio.

No es lo mismo dirigirte a una mujer de 70 años que a una de 19, ya que cada público objetivo demanda un tratamiento diferente.

Es por esto por lo que, después de definir un público objetivo, es más fácil escoger los caminos para llegar al público que quieres conquistar.

¿Cómo identificamos nuestro público objetivo?

A la hora de identificar nuestro público objetivo hay que conocer algunas características de los miembros que forman el grupo que se convertirá en nuestros futuros clientes. Para agrupar a los miembros de esta comunidad y establecer un mercado objetivo, os presentamos un proceso de 4 pautas a seguir con el fin identificar el público objetivo de nuestro producto o servicio:

Investiga a tu audiencia

¿Cómo podemos saber quién quiere comprar nuestro producto o servicio? La forma más común de obtener información es a través de pequeños cuestionarios para recolectar los datos justos y que no representen una molestia para el usuario, estos cuestionarios podemos ponerlos a disposición del consumidor a cambio de algún tipo de beneficio para él (tarjetas descuento, regalos, etc.). ¿Qué datos básicos debemos saber de nuestra audiencia?

Datos sociodemográficos

Se utilizan variables como el sexo, la edad, la posición en la familia, formación, localización y más.

Datos socioeconómicos

Se considera principalmente el poder adquisitivo.

Datos psicográficos

Este criterio es cada vez más utilizado por los profesionales del marketing. Se toma en cuenta la personalidad, el estilo de vida y los principales hábitos de consumo de los consumidores.

Analiza las redes sociales

Para añadir información a la base de datos que nos ayudará a definir el público, también podemos acudir a las analíticas de las redes sociales. Esto nos permitirá estudiar cómo interactúan nuestros clientes en ellas, cuándo las utilizan y en qué momento, y nos ayudarán también a diseñar estrategias de marketing más efectivas.

Tras un análisis de las redes sociales, podremos rellenar esos vacíos de información que muchas veces quedan sin responder en los cuestionarios mencionados en el primer paso.

Estudia a la competencia

En el blog “Una palabra clave: Estrategia” mencionábamos que nuestra estrategia ganadora es la de analizar bien al rival para descubrir los puntos débiles y así elegir mejor donde atacar.

Estar atento a los pasos que da tu competencia nos puede echar una mano a la hora a definir mejor nuestro público objetivo. Mediante este estudio podremos ver si ellos llegan a algunos segmentos que antes no considerábamos y las estrategias de marketing que aplican para posicionar sus marcas.

Valora tu servicio o producto

En toda estrategia de marketing, lo más importante es buscar, crear y entregar valor para satisfacer las necesidades de tu público.

Para dar con nuestro público objetivo, es importante diseñar anuncios publicitarios donde se reflejen los beneficios de este, dejando claro que nuestro producto es la solución y, a medida que vayamos creando la lista de beneficios, veremos de forma más clara a qué tipo de público nos estamos dirigiendo.

Una vez hayamos seguido los cuatro pasos mencionados hasta el momento, tendremos recopilados datos suficientes para poder identificar nuestro público objetivo y, por lo tanto, podremos diseñar las estrategias de posicionamiento de nuestra marca.

¿Para qué definimos un público objetivo?

Con todo lo mencionado hasta ahora, hemos podido comprobar que tener la capacidad de identificar el público objetivo es esencial para poder llegar al mayor número de usuarios posible.

Localizar el público nos permite saber qué canales utilizar para comunicarte con él ¿redes sociales o tal vez mejor blog corporativo?, de qué forma hacerlo ¿trataremos de «tú» a nuestros clientes o tal vez sea mejor usar un lenguaje más formal? y qué manera es la mejor para estimularle a comprar nuestros productos, factores que dependen en gran medida de las personas a las que nos estemos dirigiendo.

Tener un público objetivo marcado implica conocer a nuestros clientes y poder ofrecerles los productos o servicios necesarios para satisfacer sus necesidades. En resumen, si no nos preocupamos en entender a nuestros clientes, el resto de los esfuerzos de nuestra estrategia no tendrán el efecto esperado.

Diferencia entre el buyer persona y el público objetivo

A la hora de elaborar nuestra estrategia de marketing, deberemos tener en cuenta el buyer persona que es otro de los conceptos clave relacionados con el público objetivo.

A diferencia del público objetivo, el buyer persona no solo tiene en cuenta todas las características del público objetivo, sino que, además, añadiría detalles como las necesidades a cubrir, problemas que subsanar y deseos que cumplir del cliente ideal.

Por así decirlo, el público objetivo tiene un carácter más generalista, y, aunque es muy valioso para el desarrollo de una buena estrategia de marketing, en este caso es mejor darle una mayor relevancia al buyer persona, que son personas específicas que requieren de nuestro negocio digital.

¿Qué es el target?

En marketing, el target es un grupo de consumidores con características similares que se adecúan más a los productos y servicios que ofrece una marca en concreto. En otras palabras, el target es el público objetivo, nicho de mercado o clientes potencial.

Contáctanos

Te leemos en nuestras redes sociales:

INSTAGRAM

LINKEDIN

FACEBOOK

TWITTER

Si con estos consejos que te hemos dado, no te queda claro cómo detectar tu público objetivo, contacta con nosotros y te ayudaremos a hacerlo hola@tussolucionesdigitales.com.